La Rosa del Azafrán.

El azafrán es una planta bulbosa, con hojas alargadas y en forma de rosa con pétalos. Se distingue fácilmente por sus estigmas rojos que sobresalen de la flor y por tener muy poca longitud, lo que trae como consecuencia que tanto su cultivo como su recolección sean una tarea ardua.

Su recogida se realiza a mediados de octubre, cuando la rosa tiene ya un aspecto violeta oscuro. Una vez recogida la rosa del azafrán, comienza “la monda” en una mesa, donde se sientan los roseros: niños, niñas, padres, madres y abuelos…Todos ellos separan los estigmas del resto de la flor con sumo cuidado. az01Para obtener un kilo de azafrán, hay que “mondar”, unas 200.000 flores. Los estigmas se colocan sobre una seda al calor de una estufa o brasero o en las cocinas más modernas en las placas metálicas. Así queda seco sin perder su sabor. Gran parte del azafrán que se produce en la región se dedica a la exportación, molido para los países desarrollados y en hebra a los países árabes.

Se distinguen varios tipos de azafrán en función de su poder colorante: Mancha, considerado el mejor del mundo, Sierra, Río, Coupé y Polvo.

El azafrán durante años ha sido uno de los cultivos más importantes cercanos a estas tierras, aunque su lugar principal hoy en día es Barrax, La Roda, La Gineta.. cuando llegaba la época de recogida, aproximadamente en el mes de octubre, en los Mondar Azafránpueblos se dedicaban a recogerlo del campo y a mondar azafrán en las casas. Prácticamente todas las familias tenían un azafranar por pequeño que fuera, y el que no lo tenía ayudaba a algún familiar o vecino.

El ciclo del azafrán comienza al poner la cebolla del azafrán, la cuál suele tener una vida de cuatro años, esto se realiza a primeros de septiembre. Cuando en los azafranares empiezan a asomar los primeros tallos, vísperas de dar las primeras rosas, se rastrean con un rastrillo. A finales de octubre y noviembre se recoge la rosa por la mañana temprano, después en las casas se procedía a la monda de la rosa del azafrán que consiste en separar y retirar los pelillos del azafrán de un color entre granate y rojizo del resto de la flor de color violeta. Por último se tuestan los pelillos del azafrán y se da por concluida la tarea de recogida del azafrán.
Durante muchos años fue una fuente de ingresos muy importantes en Corral Rubio, donde alrededor de los años 50 había muchos campos cultivados de azafran, siendo de los últimos que se recuerda el zafranar de Fortes en la zona del “Gramial”.

(Ver Imágenes)