Semana Santa 2011

Semana Santa 2011

En preparación de la Semana Santa, el día diez de Abril se celebró el besa pies a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Se cantaron “las llagas”, canto antiguo que se había perdido y recuperado hace varios años por las cofradías del pueblo. Durante la semana siguiente, del diez al quince, se realizó el Quinario a la Virgen de los Dolores, donde las hermanas cantan “los Dolores” típicos del pueblo.
El día diecisiete se celebró el Domingo de Ramos, con un sol radiante y con la novedad del acompañamiento de la Banda local de tambores. En la explanada del lavadero de San Antonio tuvo lugar la bendición de palmas y ramos a cargo del párroco Don Juan. Posteriormente se subió en procesión hasta la Iglesia de San Miguel donde se celebró la Santa Misa.

 Jueves Santo, por la mañana se llevaron las palmas trenzadas los días anteriores hasta la Capilla del Carmen. Allí se construyó “el Monumento” también típico de Corral Rubio. A las siete y media comenzó el lavatorio de pies y la Santa Cena del Señor. También se trasladó el santísimo desde el Altar hasta el Monumento para ser allí velado durante toda la noche por todos aquellos que lo desearan.
Seguidamente se intentó hacer la procesión pero el cielo amenazaba lluvia. Las dos Hermandades dudaban de sacar las imágenes en procesión por si se dañaban los mantos de oro. Finalmente se tomó la decisión de procesionar a hombros al Cristo de Medinaceli y a la Verónica (dos de los cuatro pasos que estaban previstos, quedándose en la Iglesia la Dolorosa y el Nazareno). Durante todo el recorrido habitual no llovió.

Viernes Santo.
A las diez de la mañana se llevó a cabo el Viacrucis, sin lluvia. El Crucificado recorrió las calles del pueblo en medio de un gran recogimiento. A las seis de la tarde se celebraron los Oficios. Tras toda la tarde lloviendo, a las diez y media de la noche el cielo nos dio tregua, lo que permitió que se pudiera realizar la Procesión del Santo Entierro. Esta vez con todos sus pasos: la Verónica a hombros y el Santo Sepulcro y la Dolorosa, debido a su gran envergadura, en carro.

Sábado Santo.
A las once y media de la noche se encendió una hoguera en la plaza dando lugar a la Vigilia Pascual y al Nuevo Año Litúrgico. Esta celebración anunció así la Resurrección de Cristo.

Domingo de Resurrección.
A las doce de la mañana se celebró la Procesión del Encuentro entre la Virgen María y el Resucitado. Las mujeres bajaron por la Calle Francisco García Villaplana acompañando a la Virgen, mientras que los hombres iban por la Calle Juan Pablo II acompañando al Resucitado. Tras una carrera (con tres paradas) en la Calle Molino los tres pasos se encuentran. Mientras sonaban las campanas, los tambores y los feligreses subían a la Iglesia cantando y acompañando a las imágenes. Posteriormente se celebró la Santa Misa.
Es importante resaltar la gran asistencia que ha habido a los actos religiosos y procesiones a pesar de las inclemencias meteorológicas.
También hay que dar gracias a Don Juan por el interés y cariño que pone en todas nuestras celebraciones, a los jóvenes que se encargan de los pasos y niños de la Banda de Tambores, a todas las personas que han llevado las imágenes en procesión, al Coro, a las Hermandades y a todos las personas que de alguna manera han participado y colaborado en la Semana Santa corralrubeña.
Por último un saludo a todas las personas del pueblo que no han podido venir en estos días a disfrutar de esta festividad.
Hasta el año que viene Dios mediante.

 Nacho, 2011